El scrying es una mancia que se practica para ver un lugar, un momento, o recibir algún mensaje oracular, en la que se pueden utilizar diferentes elementos. Hay quien utiliza una bola de cristal o un espejo (suele ser un espejo negro), el humo del incienso, la llama de una vela o un bol con agua (preferentemente negro).

Esta técnica ha sido utilizada en muchas culturas y uno de los más famosos scryers de la historia vivió en el siglo XVI . Este vidente fue conocido como Nostradamus. Usaba un bol con agua o un espejo mágico para ver el futuro en él, cuando estaba en trance.

También se conocen algunas costumbres antiguas acerca de esta mancia. Se dice que existía una ceremonia mágica en la que las mujeres jóvenes se colocaban delante de un espejo, sólo alumbradas con una vela en una habitación a oscuras. Esto se hacía a menudo en la conocida noche de Halloween. En el espejo podían ver a su futuro marido, o bien o una calavera si su destino era morir antes de tomar matrimonio.